Mar
31

Dioses griegos (parte III)

En el siglo VIII antes de Cristo de desarrolló la parte clave de la mitología griega. En el Monte Olimpo, en una región de Grecia llamada Tesalia, habitaban los dioses, que se dividían en tres grupos fundamentales según sus poderes: la tierra, el mar y el cielo o firmamento.

En la poesía épica, para intentar ordenar toda este caos mitológico, se establecieron tres grandes periodos que nos sriven para guiarnos en la actualidad:

1. Los mitos sobre los orígenes, que explican el inicio del mundo, de los dioses y también de los seres humanos.

2. La edad de los hombres y los dioses, en la que ambos vivían mezclados sobre la tierra, con fantásticas historias que agrupaban a dioses, semidioses y mortales.

3. La edad de los héroes, que representan el mayor exponente de los hombres, lo máximo que puede alcanzar un ser humano en su intento por ser divino e inmortal.

La teoría más aceptada de la creación es la detallada por Hesíodo en su Teogonía. Según ésta, al principio sólo existía el Caos, un enorme y desordenado vacío. Del Caos emergió Gea (la Tierra), y también unos seres primordiales: Eros (el amor), el Érebo y el Abismo (Tártaro).

Posteriormente Gea (la Tierra), dio a luz a Urano (el Cielo). Después nacieron los Titanes: Océano, Crío, Ceo, Hiperión, Rea, Tea, Jápeto, Temis, Mnemósine, Tetis, Febe y Crono. Tras éste, Gea y Urano decretaron que no nacerían más Titanes, de forma que siguieron los Cíclopes de un solo ojo y los Centimanos o Hecatónquiros.

Post comment